Suelo radiante | ¿Se puede instalar en cualquier vivienda?

Actualmente no ofrecemos la venta e instalación de suelo radiante.

 

 

Los equipos de calefacción, climatización y agua caliente sanitaria que ofrecemos son: calderas de gas, calderas de gasoil, calentadores de gas, radiadores de aluminio, termos eléctricos y aires acondicionados.

 

Suelo-radiante

 

De igual manera, a título ilustrativo, vamos a hablar en este post sobre el suelo radiante.

El suelo radiante es una de las tendencias en climatización. Sus ventajas son evidentes, especialmente cuando se combina con calderas de condensación. Esa es la situación ideal, ya que este tipo de caldera condensa y aprovecha al máximo la energía cuando funciona a baja temperatura, y la calefacción por suelo radiante ofrece las mejores condiciones para que eso se produzca. Además de ahorrar en combustible, también ofrece un calor más constante en cualquier punto de la vivienda y más ‘sano’, ya que va de arriba a abajo y mantiene caliente los pies. Esas son sus grandes ventajas, pero esto no significa que se puedan cambiar los viejos radiadores por suelo radiante en todas las viviendas. Se tienen que dar una serie de requisitos para poder hacerlo, y no en todos los casos merece la pena la obra a afrontar.

Las condiciones para instalar suelo radiante

Hay una serie de requisitos ineludibles para instalar suelo radiante en una vivienda. El primero, y el más importante es que exista una altura de suelo suficiente para que tengan cabida las diferentes capas de la instalación, el aislante y las tuberías. Para ello, se necesitan unos ocho centímetros entre el forjado de obra y el suelo que pisamos. Esto provoca que en un gran número de pisos y casas no sea posible la instalación de este sistema. Además, el suelo tiene que poder transmitir calor y aguantar el peso extra que implica este sistema. Incluso ganarías espacio en casa con la desaparición de los radiadores. Si quieres, también podemos calcular (de forma estimada) cuánto te vas a ahorrar con el suelo radiante para que sepas si la inversión merece realmente la pena.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *