Purgar los radiadores, importante para el cuidado de la calefacción

Purgar los radiadores, importante para el cuidado de la calefacción

Ha llegado la hora de poner en marcha de nuevo la calefacción, seguramente por primera vez desde hace varios meses. Recientemente nuestra caldera únicamente tenía que calentar agua para cubrir la demanda de duchas y grifos ya que los radiadores no se estaban usando. Concretamente por la combinación de estos dos aspectos que hemos comentado, se precisa una práctica fundamental y rutinaria como es purgar los radiadores de la calefacción. Cuando tus radiadores no dispongan de purgadores automáticos, tendrás que hacer por ti mismo esta fácil práctica para mantener tu calefacción en unas condiciones óptimas y así aprovechar también el rendimiento de la caldera de gas. No realizar esta operación puede conllevar algunos riesgos, como por ejemplo que se generen burbujas de aire en el circuito de la caldera y terminen provocando un mal funcionamiento o incluso una avería (con el correspondiente desembolso económico). A continuación, vamos a explicarte cómo purgar los radiadores de manera fácil y sencilla.

 

Purgar los radiadores, importante para el cuidado de la calefacción

 

¿Cómo se purgan los radiadores de la calefacción?

 

Como hemos mencionado, la operación es de lo más sencilla. Únicamente requiere de un destornillador de punta plana y un recipiente o vaso para acopiar el agua. Con la instalación apagada (importante destacarlo), hay que abrir con el destornillador la espita lateral del purgador de cada radiador hasta conseguir que el chorro de agua saliente sea continuo. Colocaremos el recipiente debajo para acopiar el agua saliente. De esta manera, se consigue que las burbujas de aire se hayan «purgado». Seguidamente, cerramos la espita del purgador.

Una vez realizada esta operación en todos los radiadores, podemos encender la calefacción sin temores a riesgos o averías. Antes de realizarlo, hay que revisar el nivel de presión del agua ya que seguramente haya descendido al desalojarlo del circuito. Si la presión está en la horquilla aconsejada por la marca (consultar manual de instrucciones de cada modelo de caldera de gas), ya sí se puede poner en funcionamiento nuevamente. En caso de que falte presión, abrimos la válvula hasta que entre el agua suficiente.

 

Radiadores de calefacción y radiadores de aluminio en Instalaciones HidalGas

 

Una de las decisiones más relevantes en un sistema de calefacción es elegir correctamente los emisores térmicos o radiadores que se van a instalar. También es considerable definir el modelo y la potencia térmica que se necesita para cada uno de los radiadores de aluminio, dependiendo de la carga térmica de la vivienda o local comercial donde van a ser instalados.

En Instalaciones HidalGas trabajamos con la marca Ferroli, con dos gamas principalmente:

  • Gama Xian: radiador de calefacción de altísima emisión térmica.
  • Gama Europa: radiador de calefacción disponible en una extensa gama.

 

Esperamos que esta publicación os sirva de ayuda. Para más información sobre nuestro radiadores, llámanos al 918 25 80 38 o escríbenos a info@hidalgas.es

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *