Prevenir las fugas de agua en las calderas de gas

Actualmente en Instalaciones HidalGas no ofrecemos el servicio de mantenimiento y reparación, únicamente venta e instalación.

Una de la averías más frecuentes en las calderas de gas es que tengan fugas. Pueden ser bien en el interior de la caldera (lo menos habitual), bien en cualquier punto de la red que la une con la calefacción, o incluso con el agua corriente. Y claro, pueden estar motivadas por un buen número de factores, como el desgaste propio del uso, una junta defectuosa o mal colocada, por efecto de la congelación o de la corrosión en algún punto de las tuberías. Pero hay formas de prevenirlo. Para ello, tendrás que confiar en profesionales especializados para que hagan una revisión periódica y exhaustiva de tu instalación, comprobando que no tienes ningún punto de fuga.

 

 

Como usuarios, y aunque no tengamos conocimiento alguno de fontanería o calefacción, podemos hacer una comprobación sencilla. Si el nivel de presión del agua que figura en las caldera de gas, y que se refiere al nivel de agua que hay en el interior del circuito de calefacción, está bajo y no lo hemos manipulado, puede ser debido a una fuga. Si vemos que lo llenamos y en sólo unas horas vuelve a descender, este será el motivo más probable.

 

calderas-de-gas-04

 

Es entonces el momento de ponernos en contacto con un técnico autorizado en calderas de gas, un profesional competente para que localice y repare la fuga. Lo que en un principio puede ser un pequeño escape de agua puede acabar suponiendo una obra, goteras y una avería muy seria en nuestras calderas de gas. Más vale prevenir que curar, se suele decir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *