Mi caldera pierde presión

Termostato de calefacciónDetectando fugas en la caldera por caída de presión

Lo que más importa durante el invierno es tener una caldera funcional, es lo elemental para hacer frente al frío. Aunque estos artefactos no están exentos de sufrir averías, lo común es notar una pérdida de presión en la caldera, hasta el punto que deje de funcionar. Teniendo que recurrir a artimañas para lograr que funcione un día más.

La presión de la caldera está controlada por una bomba y un manómetro que te indica la presión que posee en ese momento. Generalmente cuando la caldera no está funcionando, podemos ver una presión de 1,2 – 1,5 bar. Si la caldera se mantiene funcionando, esta presión sube un poco, pero siempre manteniendo la presión optima del sistema.

De ahí la importancia de conocer cuál es la presión normal de la caldera y como oscila durante el día para así diagnosticar alguna falta de presión.

Cuando la presión baja sin razón aparente, se sospecha que se deba a fugas de agua en el sistema. Las fugas son fáciles de ver a través de una charca bajo el depósito, goteos continuos en el radiador o indirectamente a través de manchas en la pared o el suelo. Las fugas provocan que la presión del sistema baje considerablemente, y dependiendo donde se detecte la fuga, será la magnitud con que baje la presión.

Fuga en la llave de vaciado del sistema

Esta llave poco se usa, su función es la de vaciar el agua del sistema y así poder realizar labores de mantenimiento como sustituir un componente averiado o cambiar la caldera por otra, sim embargo al usarla se suele dejar levemente floja y se produce la fuga de agua que va directamente al desagüe.

Resulta difícil detectar este tipo de fugas, que no ocurre, ni por averías, ni podemos observar algún síntoma, más allá que la perdida de presión en la caldera. Te doy un tips: si no experimentamos bajas de presión grave del sistema, pero si notamos que debemos reponer agua cada cierto tiempo a la caldera, lo más seguro es que se deba a la llave de vaciado.

Fuga en el sistema interno de calefacción

Esta es la fuga que no quieres tener, es una de las más difíciles de detectar y resolver. Solo si nos favorece la posición de las tuberías podremos ver si existen fugas o no. Lo peor que puede pasar es que la fuga de agua cause filtraciones subterráneas, dañando parte de la vivienda y no solo de la caldera.

Una forma práctica de darte cuenta que tienes este tipo de fuga en tu hogar es revisar tu consumo de agua, generalmente va en aumento, junto con la perdida de presión del sistema. Al localizar las fugas, el trabajo que se debe hacer para solucionarlo será mayor, romper suelo y paredes, donde pasen las tuberías a reparar.

caldera¿Como puedes subir la presión de tu caldera?

La baja presión, aunque no lo soluciones de raíz, puedes seguir utilizando tu caldera. Al observar que la presión está más abajo de lo normal aproximadamente de 1bar, procedemos a abrir la válvula de llenado de la caldera, recuperamos la presión y la cerramos.

Así podrás seguir utilizando tu caldera. De persistir el problema es recomendable buscar ayuda profesional. Esta solución es temporal para recuperar la presión del agua y tu caldera esté totalmente funcional.

Lo recomendable para evitar cualquier avería en nuestra caldera es realizar una revisión algunos meses antes de recibir el invierno. El objetivo sería darle mantenimiento y resolver a tiempo algún desperfecto que se consiga en la revisión.

Deja un comentario