Cómo se regula un radiador

La calefacción es uno de los mayores costes de la vivienda, por eso es muy importante que funcione bien y uniforme. Para ello se deben revisar los radiadores, pues el desequilibrio de calefacción provoca un consumo innecesario y malas condiciones de vida. La regulación básica de cada radiador sirve para garantizar que el agua de la red circule a través de cada radiador y que el calor se distribuya de manera uniforme en todo el edificio. Si no sabes cómo se regula un radiador, te lo explicamos.

pedir presupuesto 2

Cómo se regula un radiador

Si se hace un ajuste básico a los radiadores, el consumo de energía de la calefacción puede bajar drásticamente. Sobre todo después de un proyecto de renovación, revisiones de ventanas o ventilación, es importante ajustar los radiadores, según los expertos. Sigue estos pasos para regular un radiador.

  • Purga el radiador. Apaga la calefacción central y permite que el radiador se enfríe.
  • Retira el escudo de seguridad. Los radiadores más nuevos tendrán una válvula termostática, en lugar de la válvula de cabeza de rueda que suelen tener los antiguos.
  • Abre la válvula del radiador girándola en sentido antihorario. La válvula se puede girar fácilmente con la mano, pero también puedes ayudarte con una llave ajustable.
  • Si son varios radiadores, vuelve a encender la calefacción central y anota el orden en que se calientan los radiadores, los más cercanos a la caldera normalmente se calientan primero. Apaga la calefacción y espera mientras los radiadores enfrían.
  • Cuando los radiadores estén fríos vuelve a encender la calefacción y ve al primer radiador de tu lista. Gira la válvula de bloqueo hacia la derecha hasta que se cierre y luego ábrela un cuarto de vuelta. Cuando el radiador se caliente toma la lectura de temperatura en la tubería que conduce a una de las válvulas.
  • Ahora toma una lectura de temperatura en la tubería que conduce a la válvula en el otro extremo del radiador y abre la válvula de bloqueo gradualmente hasta que haya una diferencia de 12 ° C entre esta y la lectura anterior. Ten en cuenta que estas lecturas no pueden considerarse óptimas, sino que establecen la diferencia de temperatura de 12° C en las válvulas.

Consideración final:

Si se trata de varios radiadores, verifica el resto en orden, desde los que están más cerca hasta los que están más lejos de la calefacción. Cuanto más te aleje de la caldera, encontrarás que la válvula de bloqueo tendrá que abrirse más. Incluso, es posible que el último radiador necesite tener la válvula de bloqueo completamente abierta para asegurar la eficiencia. Con esto, tus radiadores ahora están equilibrados y deberían funcionar perfectamente.

La regulación básica de los radiadores mejora la comodidad y también puede reducir los costes. Según las estimaciones de Motiva, una empresa de desarrollo sostenible, la regulación básica ejecutada correctamente permite lograr hasta un 10-15% de ahorro en el consumo de energía. Y si ya cuentas con una caldera con alta eficiencia energética, el ahorro puede ser mucho más representativo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *