Calefacción tradicional o emisores térmicos | ¿Cuál es la mejor opción?

Es una de las consultas que más nos hacen nuestros clientes. Una duda digamos habitual. Se acerca el invierno y muchos dudan cómo mejorar la temperatura de su vivienda para lograr confort y ahorro. En un lado aparece la calefacción tradicional, mediante radiadores y ‘empujada’ por calderas de gas, calderas de gasóleo u otro combustible. Y de otro, sistemas diferentes como los emisores térmicos o las bombas de calor. La respuesta, según nuestra experiencia, es más que simple. La mejor opción sigue siendo la calefacción con calderas de gas. Lo es en cuanto a rendimiento, y también en cuanto a la eficiencia del combustible empleado. Y máxime cuando existen alternativas como las calderas de condensación, que logran rendimientos por encima del 100% y se imponen como los sistemas más eficientes. Otro tema es si interesa más la calefacción por radiadores o por suelo radiante. En este caso, habrá que tener en cuenta las características de la vivienda, el consumo habitual y el coste de la instalación del suelo radiante, que por lo general es un sistema de calefacción más eficaz.

 

Contacta directamente con nuestro departamento técnico para recibir el asesoramiento más personalizado: info@hidalgas.es – 918 25 80 38

 

Calefaccion

 

La calefacción con emisores térmicos

Los emisores térmicos son simples radiadores eléctricos que recibieron mucha atención cuando algunas compañías eléctricas lanzaron campañas para potenciar lo que denominaron ‘calor azul’. La realidad es que estos emisores no calientan tu vivienda al nivel de la calefacción convencional, y el importe de las facturas eléctricas hace poco aconsejable su instalación. Rinden menos y son menos eficientes. En cuanto a las bombas de calor que normalmente asociamos a los aparatos de aire acondicionado, la sensación que generan es de mucho menos calor que los radiadores de aluminio y, aunque su consumo es más moderado, tampoco son especialmente eficientes. Pueden recomendarse para viviendas en las que apenas se usa calefacción o la climatología es suave. Pero si quieres calor de verdad, la calefacción con calderas de gas es la mejor opción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *